Esto es lo que sucede cuando se dan miles de pegatinas a miles de niños

En una instalación simple y grande situada en la Galería de Arte Moderno de Queensland Ar (Australia), la artista Yayoi Kusama construyó un gran entorno doméstico. Todas las paredes, sillas, mesas, piano, y la decoración del hogar eran de un blanco brillante, a modo de gigante lienzo en blanco. Durante dos semanas, asistieron niños a visitar ese entorno y se les repartieron miles de pegatinas de puntos de colores y se les invitó a colaborar en la transformación del espacio, convirtiendo la casa en una vibrante explosión de manchas de color. Y este es el resultado final de dar miles de pegatinas a miles de niños. La instalación, titulada La Sala de destrucción, es parte de la mirada de Kusama.

Recomendaciones -¡¡peligro!!-: No dejéis jugar a los niños con pegatinas de colores en casa; esto es lo que os puede suceder.

 Suscríbete a No hay campo sin grillo

(Vía)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s